Apreciados feligreses de St.Catherine:

Obedientes a las órdenes de nuestros superiores en esta pandemia que nos ha tomado por sorpresa, hemos estado en una cuarentena que nos ha obligado a cerrar los templos para nuestras asambleas litúrgicas y la adoración del Santísimo Sacramento del altar.

Sin embargo, esto no debería impedirnos orar o participar en la celebración de la Eucaristía, especialmente los domingos a través de cualquier medio audiovisual.

Actualmente, St. Catherine está trabajando para ofrecer La Santa Misa a través de Internet, Dios quiera que sea pronto.

A pesar de la cuarentena, mi responsabilidad como Pastor no ha cesado. Celebró la Santa Misa en privado todos los días por las intenciones escritas en nuestro libro, así como por las necesidades de cada uno de nuestros feligreses; especialmente aquellos que actualmente están experimentando tiempos difíciles.

 

El Santo Rosario y la Adoración del Santísimo Sacramento son otras formas en que los he mantenido a todos en mis pensamientos y oraciones. También he acompañado a feligreses que han perdido a seres queridos, por fallecimientos naturales y he ido con ellos hasta los cementerios para darle a esos hermanos, cristiana sepultura. 

Mis palabras de aliento por teléfono han estado y estarán disponibles para quien desee llamar a la parroquia.

Dios permita que con nuestra obediencia a "estar en casa", con nuestra oración y lo que esté a nuestro alcance para servir, la Divina Providencia nos regale la gracia de esa nueva vida que esperamos todos y el comienzo de una vibrante vida de fe en nuestros hogares y en nuestra comunidad parroquial.

Oro por ustedes y les bendigo de corazón.

P. Aurelio